jueves, 4 de diciembre de 2008

LOS CHOSEN ONE, DIKYSAN VISTO DESDE ATRAS, NO MEJOR NO.


¡Kikiriki muchachitos!, con mi afán didáctico/corruptor de mentes habitual hoy os voy a exponer los métodos, usos y disfrutes de otro de los componentes de los Chosen#1 (los electos unos o algo así significa), nuestro cruce particular entre Hannibal Smith y Templeton Peck del equipo A (casi nada),nuestro juglar tabernero y rockero en ciernes: el DIKY-SAN.


*Diky haciendo el vago en un bar, para variar.
Su autentico nombre se ha perdido en el tiempo entre nubes de vapor alcohólico y llegado al caso poco mas importa, porque el Tito Charlie, otro de los muchos alias que usa, es un tío de mundo, es un don Juan, es un señor, y casi fiel en el amor (clásicos básicos Chosen vol.3. especial Julio Iglesias, música para aniquilar cabreado.)

Este chico de barrio comenzó su carrera pseudo-profesional como cantautor y corista de la parroquia, lugar en el que tomo contacto por primera vez con el mundo sobrenatural que late bajo cualquier ciudad. Víctima de una crisis nerviosa decidió dar un giro a su vida y se alisto voluntario para hacer el servicio militar con el lema "mas vale hacerla pronto que de viejuno como os va a pasar a vosotros" (cabe decir que al par de años el servicio militar dejo de ser obligatorio, y nos partimos desde entonces el ojarasco a su salud); así pues es el único Chosen con autentica formación militar,y en los REGULARES para mas señas, experto en poner lavadoras, especialista en imaginarias aderezadas con Nenuco-cola y forjado a base de trotes y barrigazos por el monte. Este régimen quemador de neuronas y tonterías forjo una nueva persona a medio camino entre la iglesia y la guerrilla urbana volvió mas salvaje e inestable que nunca.


6 o 7 crisis mentales mas(hay quien asegura que fueron mas de una docena) propiciadas por la sobreingesta de cerveza caducada, aterrizages forzosos en jardineras publicas y patadas reiteradas de su amantisima novia (cinturón negro de taekwondo y fuerza elemental de la naturaleza con voz de ángel, los mas parecido a una Valquiria que se puede encontrar) y decidió arrastrar sus huesos y voz rasgada a los bares, auténticos testigos de su arte y su vida.


*relacionandose en altas esferas con famosos y prostitutos de lujo.


Pero algo le reconcomía, ¿como ser un testigo casual del submundo sobrenatural con el que llevaba topando desde jovencillo?.Así tras unas floridas peripecias y al grito de "¡Y ME LLAMAN MALA PERSONAAAAAAAAAAAAAA!"se fueron gestando los Chosen, entre bar y bar y acción y reacción, pero eso es otra Historia.


*bailando por unas monedas junto a sus compinches en una boda


Diky usa una mezcla de las artes marciales que ha ido aprendiendo de esquivar los golpes de su "costilla" con algo de defensa personal militar, hostia castellana con la mano abierta y boxeo callejero. También al tener formación militar esta familiarizado con el uso (y abuso)de armas de fuego y de filo a groso modo y con algo de oxido. Es también un estratega aceptable y un cantante brillante, así que aprovecha sus trabajos itinerantes para ser un personaje familiar en la noche de la ciudad y su "ataúd"(funda rígida de guitarra, cacho carne inculta) como ligera base de operaciones, lo que guarda en el doble fondo es una peligrosa incógnita, despeinale el tupe y lo experimentaras en tus carnes.

2 comentarios:

Rad-wulf dijo...

Dicen las malas lenguas que para su película "El Mariachi" y sus secuelas "Desperado" y "El Mexicano" Robert Rodriguez se basó, libremente eso sí,
En las leyendas que recorrían los bares de medio mundo sobre un guitarrista con tupé que se liaba a tollinas con todo aquél que se metía con Chuck Berry, Elvis, Los Ramones o Raimundo Amador, mientras gritaba, con las venas de las sienes a punto de explotar:
"Me cago en satán pintao de verde! A las leyendas se me las respeta, copón, que ya no hay decencia ninguna! Lo que sufrimos las madres!"
A lo añadia:

"Como llame al Piticli te va a poner el ojete berreando"

No obstante, las licencias que se tomaron al hacer las películas son numerosas. Partiendo de la base de que poner al Banderas de protagonista clama a Crom, también es una falacia lo de llevar pistolas escondidas en la funda de la guitarra. El arsenal escondido en el doble fondo de la funda de Dicky-San era de otro calibre, aunque quizás más mortifero si cabe:
Varios paquetes de Ducados, tanto cigarrillos como puritos, una litrona de Alhambra a medio beber, y una surtida selección de licores tales como Absenta, Machaquito, Agua del Carmen, Bat 69 y vinate del país.
Pero claro, todo esto son nada más que rumores, leyendas urbanas. O tal vez no?

Pantera dijo...

¡ME LLAMO EARL!
1 ABRAZO MU GRANDE TITODICKY...